Relación entre el riesgo/rendimiento en inversiones

Publicado el 12 de septiembre, 2016

Para tener idea del riesgo/rendimiento de las inversiones hay que tomar en cuenta la conducta histórica de los rendimientos de un activo individual y hacer un análisis de escenarios. 

 

“Solamente los que se arriesgan a ir demasiado lejos son los que descubren hasta dónde pueden llegar”, Thomas Stearns Eliot, poeta y dramaturgo anglo-estadounidense. Lo mismo que decía Eliot sucede al momento de invertir, ya que entre más elevado es el riesgo, mayor el rendimiento.

Todo portafolio de inversión se diseña con base en el perfil y la tolerancia al riesgo del inversionista, y se hace tomando en cuenta tres factores: la inflación, la relación del riesgo-rendimiento, y la diversificación. Todas estas aristas son importantes, pero en esta ocasión haremos énfasis en la segunda.

La siguiente imagen explica el comportamiento que hay entre el riesgo y el retorno de inversión.

relacion-entre-el-riesgrendimiento-en-inversionesjpg

Deuda bancaria y gubernamental: las inversiones que resultan ser más seguras pero con menor retorno son las de deuda bancaria y gubernamental, estos son títulos de crédito que amparan un préstamo, y consisten en que el inversionista le preste dinero al emisor y éste se compromete a pagar los intereses pactados, y el capital en una fecha determinada. Los riesgos que se corren al invertir en estos casos son dos: de crédito y de tasas de interés.

  • Los Gubernamentales son: Cetes, Bonos de desarrollo (bondes), Udibonos, Pagaré de Indemnización Carretero, Bonos del IPAB (BPAS).
  • Los Bancarios son: Pagarés con Rendimientos Liquidable al Vencimiento, y Certificados de depósito.

Fideicomiso de Inversión en Bienes Raíces (Fibras): una inversión que se encuentra en la siguiente escala del riesgo-rendimiento es el Fideicomiso de Inversión en Bienes Raíces (Fibras), ya que 95% de su ingreso se distribuye en dividendos. A éste lo conforman edificios de oficinas, centros comerciales, edificios residenciales, hoteles, y hospitales. El riesgo que se corre radica en que se pueden presentar periodos negativos, por lo que se deben considerar como inversiones de corto y mediano plazo. Para los inversionistas que son principiantes se sugiere invertir en instrumentos indexados al Índice de Fibras, y para expertos en emisoras particulares.

Deuda corporativa: la deuda corporativa engloba toda la deuda emitida por empresas y corporaciones para poder financiar sus operaciones, este tipo de inversión incorpora una prima de riesgo de crédito o de cesación de pagos. Para tener buen rendimiento hay que tomar en cuenta las cuatro C de las empresas: capacidad (qué tanto puede pagar sus obligaciones), colateral (garantías que aseguren la deuda y su calidad), covenants (términos y condiciones de la deuda), y carácter (reputación ética del emisor).

Acciones: invertir en acciones genera mayor rendimiento al año, comparada con la deuda corporativa. En Estados Unidos, 65% de la población invierte en acciones o en deuda. En este caso se deben tomar en cuenta los siguientes aspectos para tener mayor idea del riesgo-rendimiento:

  • La probabilidad de crecimiento de la compañía
  • El estado de sus finanzas
  • Revisar en el sector el nivel de competencia de la empresa
  • Utilidades sean atractivas
  • Márgenes de negocios atractivos
  • Dirección interna con visión a largo plazo

Instrumentos derivados: son instrumentos financieros que permiten a las personas y empresas anticiparse y cubrirse de los riesgos o cambios que pueden ocurrir en el futuro mediante contratos pactados entre dos partes en los que se establece la obligación de comprar y vender un bien activo en una fecha futura.

Los derivados se componen de futuros, opciones financieras y swaps, mismos que tratan la negociación de los contratos de instrumentos de cobertura ante posibles riesgos de mercado que se den por la variación de las tasas de interés o por el tipo de cambio.

Private Equity y Venture Capital: el Capital de Riesgo es un vehículo de inversión alternativo a los instrumentos tradicionales, que resulta atractivo para inversionistas individuales o institucionales. Consiste en la compra de compañías, o una parte de ellas, para mejorarlas y después efectuar su venta a un precio mayor. Private Equity invierte en compañías maduras y desarrolladas, mientras que Venture Capital en startups y en Pymes, en este caso una vez que la empresa cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores, se les regresa a los inversionistas su dinero.

Fuentes: Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB). Bolsa Mexicana de Valores (BMV). Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap)

¿Sabías que la diversificación financiera se posicionó como un aspecto fundamental después de la crisis financiera del 2008? En Monex te decimos la importancia de diversificar tu portafolio de inversión.

Tags: , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *