Las ciudades más vulnerables ante el cambio climático

Publicado el 12 de julio, 2017

En el mundo las ciudades ocupan 1% de la superficie de la tierra pero consumen 78% de los recursos energéticos, y producen 60% del CO2. A continuación mencionamos las ciudades más vulnerables ante el cambio climático.

Las ciudades son muy importantes en el desarrollo sustentable, pero si los ríos y los lagos se siguen sustituyendo por edificios de asfalto y hormigón, en el año 2100, podría haber un incremento en su temperatura, entre 7 y 8 grados centígrados.

Miembros de la comunidad científica han llegado a plantear la posibilidad de que algunas ciudades costeras se inunden, e incluso desaparezcan, a consecuencia del calentamiento global, principalmente por el derretimiento de los glaciares.

Venecia es un caso, ya que antes se inundaba diez veces al año y hoy su punto más bajo (que es la Plaza de San Marcos) lo hace aproximadamente 100 veces en el mismo tiempo. Otro caso es la ciudad vietnamita Ho Chi Minh, que se hunde dos centímetros por año. Y en Yakarta, Indonesia, la cual se inunda de 10 a 20 cm en un año.

En el caso de América Latina, en El Salvador, expertos indican que este país centroamericano ya está sufriendo las consecuencias del cambio climático por las inundaciones en las costas, ya que antes los bosques de manglares funcionaban como parachoques naturales ante tormentas, pero a consecuencia de la tala de estos, el país ha quedado expuesto.

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales de El Salvador ha emitido datos que informan que perderá entre 10% y 28% de su costa a consecuencia del aumento en el nivel del mar.

También, prácticamente todas las ciudades del mundo son víctimas (en diferente medida) de la llamada isla de calor urbana, un fenómeno que se ha dado por la excesiva urbanización, la falta de áreas verdes y los pavimentos impermeables, lo cual ha formado una capa de aire caliente sobre áreas densamente pobladas y su efecto es más notorio en la noche.

Las soluciones

Diversas ciudades europeas ya tienen planes de adaptación. Dos ejemplos son Róterdam y Gante, en donde instalaron termómetros en varios sitios, incluso en los tranvías para determinar en dónde era mayor el efecto de la isla de calor. Una vez que supieron qué zonas eran las más afectadas adoptaron medidas para reducir este efecto, como la plantación de árboles.

Por otro lado la Organización para la Agricultura y la Alimentación de Naciones Unidas (FAO) ha observado un crecimiento en las prácticas urbanas de agricultura y estima que más de 800 millones de personas están involucradas en ella. Entre las ciudades que destacan son: Ciudad de México, Tegucigalpa, Quito, Lima y Rosario.

Estas iniciativas poco a poco irán mitigando los efectos negativos del calentamiento global y serán un pilar importante para el desarrollo de un futuro sustentable.

Fuentes: www.infobae.com www.publico.es /www.eltiempo.com www.lavanguardia.com www.arquitecturayenergia.cl www.theguardian.com www.geocritiq.com www.bbc.com climaticocambio.com.

En Berlín toda la flota de autobuses que circulan en la ciudad fue sustituida en junio de 2015 por modelos Solaris Urbino. Si quieres saber en qué otras partes del mundo ha cambiado la forma de traslado, te recomendamos leer: “Transporte eléctrico como futuro empresarial”.

Tags: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *