La importancia de contar con un plan de negocio

Publicado el 9 de octubre, 2017

Decidir iniciar tu propio negocio es una tarea complicada, sobre todo, porque entre otras cosas, debes gestionar desde antes de ver realizado tu proyecto. Un plan de negocios es básico al momento de arrancar cualquier proyecto.

Conseguir el financiamiento implica una tarea no solo de calcular el monto de inversión para la producción, el mobiliario, la renta, y demás, sino también se deben contemplar los sueldos, los impuestos, y hacerte a la idea de que en un inicio las ganancias parecen no existir.

Algunos emprendedores podrían pensar que es sencillo gestionar un negocio, sin embargo, los datos difundidos por encuestadoras, organismos gubernamentales o revistas indican lo contrario. Y la mayoría de las veces no le dan la importancia necesaria al plan de negocios.

La planeación

Cifras difundidas por el Centro para el Desarrollo de la Competitividad Empresarial (CETRO-CRECE), afirman que 75% de las nuevas empresas del país fracasan y cierran sus puertas tan solo dos años después de haber dado inicio a sus actividades, en contraste, sólo el 10% llegan a los 10 años de vida y alcanzan el éxito. La base es su plan de negocios.

Es importante que al momento en el que te surja la idea de poner un negocio, no te olvides que debes realizar la planeación a corto y largo plazo, ya que la ausencia de ésta, es una de las principales razones por las cuales las empresas cierran pronto.

La planeación es una parte estratégica en el proceso que hace posible que la empresa logre ofrecer sus productos o servicios, en la cantidad y tiempo adecuados.

Esta combinación óptima de recursos debe contemplar básicamente tres periodos, el largo plazo (más de un año), el mediano plazo (entre uno y doce meses), y el corto plazo (de una a cuatro semanas).

La estimación de las ventas esperadas representa la etapa inicial, que sirve de base para cada uno de los análisis correspondientes a los tres periodos considerados.

Tienes que ser muy realista y debes tener claro a dónde quieres llegar. Una vez que establezcas esto viene la pregunta principal al momento de planificar algo.

¿Cómo lo hago?

Haz un calendario de metas mensuales, semestrales y anuales. Así evitarás frustrarte, ya que podrás ir midiendo el logro de los objetivos.

Tus colaboradores deben estar informados sobre esta planificación ya que si trabajan en conjunto será más fácil alcanzar las metas.

De igual forma, cada vez que alcancen una meta, debes reconocerlo y compensar a los que ayudaron a conseguir lo planificado, así los motivarás y podrán avanzar al segundo paso.

Ahora ya tienes una idea más clara sobre la importancia de un plan de negocios y no te olvides de que cuando haya excedentes en la producción, no es un dinero extra para ir a gastarlo inmediatamente, es un dinero que te puede sacar de apuros en otro momento cuando la empresa lo requiera.

Fuentes: http://nuevasfinanzas.biz, www.gestion.org, http://www.nafin.com.mx

Tags: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *