Derivados, conócelos y administra el riesgo

Publicado el 11 de enero, 2016

Con los productos derivados se cubren los riesgos, se generan utilidades y se limitan las pérdidas. 

Los productos derivados son instrumentos financieros que ayudan a minimizar la incertidumbre financiera. Con ellos se puede pactar hoy la compra o venta de un activo que se negocia en el mercado al contado (denominado activo subyacente) realizando la transacción en una fecha futura. Los activos subyacentes pueden ser muy variados, hoy en día existen derivados sobre instrumentos de deuda, tasas de interés, divisas, acciones, índices bursátiles y sobre materias primas (commodities).

En los años 70’s nació en Chicago el primer mercado de derivados moderno, en donde se creó el primer contrato que permitió asegurar un tipo de cambio para una fecha futura (futuro sobre divisas).

El principal objetivo de estos productos financieros es que funjan como un seguro, que se utilizará cómo cobertura para reducir o eliminar riesgos de mercado, traspasando a una contraparte un riesgo no deseado.  Aunque también los pueden utilizar inversores, que actúan como especuladores y están dispuestos a exponerse a un riesgo con la esperanza de que el cambio de precios les beneficie.

¿En dónde se cotizan los derivados financieros?

En la actualidad estos productos cotizan a través de un mercado listado (Bolsa de Valores), en donde se realizan operaciones con plazos y montos específicos, o a través del mercado OTC (Over The Counter), en donde se realiza un gran número de operaciones ya que en este mercado los derivados se ajustan exactamente a las necesidades del cliente, en cuanto a plazos, montos e instrumentos.

Los productos derivados se pueden contratar a través bancos y casas de bolsa, los cuales operan bajo la supervisión de la CNBV (Comisión Nacional Bancaria y de Valores) y el Banco de México.

¿Qué beneficios se pueden obtener al operar productos derivados?

  • Asegurar precios futuros sobre subyacentes cuyos precios pueden ser volátiles.
  • Mayor certidumbre sobre flujos de efectivo futuros.
  • Reducción de costos de transacción y costo de reasignación de activos.
  • Se adaptan a las necesidades de cada cliente, ya sea coberturista o especulador.
  • Pueden realizar operaciones tanto personas morales, cómo personas físicas.

La volatilidad y la incertidumbre sobre el futuro de los mercados fueron los factores que dieron origen a los productos derivados, estos proveen al inversionista de instrumentos de cobertura contra movimientos adversos del mercado y les permiten tener mayor certidumbre sobre los flujos futuros de efectivo.

Fuente: Louis de Winter, Director Corporativo Derivados Venta.

En Grupo Financiero Monex estamos convencidos de que la diversificación de estos productos a través de un portafolio, permite obtener mejores resultados bajo diferentes escenarios. Contamos con un equipo ampliamente calificado para estructurar un portafolio eficiente que se adapte a las necesidades de cada uno de nuestros clientes. Operamos derivados sobre tipo de cambio, tasas e índices accionarios.

 

Tags: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *