¿Cuáles serán las energías limpias del futuro?

Publicado el 19 de julio, 2017

Las energías que se usen en el futuro deberán ser económicas, ilimitadas y no contaminantes. 

El escritor de la famosa obra El Principito decía: “no se trata sólo de prever el futuro, sino de hacerlo posible”.

Cada día es mayor la responsabilidad que tiene la sociedad de tener un futuro sustentable con energías renovables, limpias, que tengan un impacto ambiental reducido y que sean ilimitadas. Por ello a continuación presentamos las energías que se usarán en el futuro y que son las más limpias.

Baterías dulces

El azúcar cumple con la función de proporcionar energía al organismo y por lo mismo ofrece un prometedor futuro como materia prima para la fabricación de pilas y baterías.

Investigadores de Virginia Tech encontraron que con un tipo especial de azúcar mezclada con ciertas enzimas se pueden fabricar baterías recargables con una densidad de almacenamiento superior a las baterías convencionales.

El equipo de expertos construyó una vía enzimática que permite utilizar todos los potenciales de carga del azúcar para generar electricidad en pilas de combustible enzimáticas, mismas que se van a usar en lugar del costoso platino que hay en las baterías convencionales.

Energía solar

Es una de las energías más limpias ya que su producción no genera ninguna emisión porque únicamente consiste en captar la luz del sol mediante células fotovoltaicas (espejos que siguen la dirección del sol) y transforman la energía en calor. Estos paneles se pueden instalar fácilmente y tienen un periodo de vida de hasta 20 años.

Desde hace décadas, científicos de varios países trabajan en la energía solar espacial y lo que han hecho es desplegar una red de satélites en órbita cargada de paneles fotovoltaicos de aproximadamente cinco kilómetros cuadrados, con el objetivo de transmitir energía a la tierra.

Energía térmica oceánica

Esta energía consiste en aprovechar la diferencia de temperaturas que hay en los océanos por ejemplo se utiliza la baja temperatura del fondo y la templada que hay en la superficie.

Se genera mediante dos modalidades, un circuito abierto o uno cerrado. En el primero se genera energía eléctrica mediante un generador enganchado a una turbina que se mueve por la evaporación del agua a baja presión. Y en el segundo caso es mediante un fluido de baja temperatura de ebullición como el amoniaco o el propano, para que en contacto con el agua caliente de la superficie se evapore. Cuando se encuentra en estado gaseoso mueve una turbina, y vuelve a las profundidades en donde se enfría y se licua para luego volver a subir y evaporarse.

Basura

Día con día se generan residuos sólidos urbanos. En el caso de la Ciudad de México son 13,000 toneladas diarias, mismas que se transportan a vertederos y se entierran, pero con el tiempo generan gas metano el cual puede llegar a la atmósfera y transformarse en dióxido de carbono, el principal causante del calentamiento global.

En Oslo, la capital de Noruega literalmente compran basura para producir energía eléctrica y calorífica de hecho se estima que aproximadamente la mitad de la ciudad y la mayoría de las escuelas usan calefacción proveniente de la basura quemada.

En un país como México, la posibilidad de usar los desechos como energía es posible pero va de la mano con un cambio en los hábitos de la población y con un nuevo sistema de separación de basura en cuatro categorías: orgánicos, inorgánicos reciclables, inorgánicos no reciclables y manejo especial.

En el futuro estas fuentes de energía más limpias permitirán lograr un balance energético más sustentables y equilibrado.

Fuentes: www.abc.es  www.lne.es www.ecoticias.com www.unocero.com www.lifeder.com www.certificadosenergeticos.com

Si quieres hacer uso responsable del agua, disminuir el consumo del plástico y tomar conciencia sobre el tema del calentamiento global, en Monex te recomendamos leer: “Documentales que fomentan la conciencia ambiental”

Tags: , , , , , ,