Alza de tasas, medida para proteger la economía del país

Publicado el 22 de febrero, 2016

El alza de las tasas de interés, y la suspensión de las subastas de dólares, anunciadas por Banxico y la SHCP, buscan contener la inflación y la especulación que llevaron al peso a su mínimo histórico.

Para disminuir la volatilidad en el mercado, el pasado miércoles, el Banco de México (Banxico) aumentó la tasa de interés de 3.25% a 3.75%, incremento que se verá reflejado en los financiamientos a corporativos a tasa variable.

¿Pero qué fue lo que llevó a Hacienda a tomar estas medidas?

El bajo consumo de commodities por parte de China, la desaceleración de la economía global, la sobreproducción de petróleo en el mundo, y la depreciación del peso frente al dólar, han afectado a nuestro país y son los principales factores que motivaron a las autoridades mexicanas a tomar esta decisión.

“Contener la caída del peso es fundamental para mantener las expectativas de la inflación bajo control, proteger a los consumidores en México y preservar el crecimiento económico del país” argumenta Luis Videgaray, Secretario de Hacienda y Crédito Público.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) indica que objetivo de estos movimientos es fortalecer las finanzas públicas y así no tener que incrementar, ni proponer nuevos impuestos; además de no incurrir en un mayor endeudamiento público.

¿Qué pasa con el peso mexicano?

Hoy en día, en relación con sus pares, el peso mexicano es de los favoritos entre los inversionistas que buscan cubrir su riesgo en las economías en desarrollo ya que, de los mercados emergentes, ésta es la divisa más líquida, fácilmente comerciable y barata.

Para apoyar al peso mexicano, el Banco Central informó que sustituiría un programa de subastas diarias de dólares con un plan para vender la moneda estadounidense directamente a los bancos siempre que sea necesario.

¿Qué sucederá?

Por el momento, queda estar al pendiente de la reunión que se llevará a cabo el siguiente viernes en Shanghai en donde estarán ministros de finanzas y los gobernadores de bancos centrales del Grupo de los 20 (G-20). En esta reunión se hablará sobre el desplome de los precios del petróleo, la política monetaria en Estados Unidos y la situación económica de China.

Tags: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *